Ahorrar gastos en las comunidades de vecinos

 


Una comunidad se mantiene por la cuota que paga cada uno de los propietarios. Según la Ley de Propiedad Horizontal (Ley 49/60 artículo 9.1e), cada uno debe "contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización".
foto Ahorrar gastos en las comunidades de vecinos


Pero, además de contar con estos, conviene controlar los gastos comunes, y ahorrar allí donde más se despilfarra: calefacción, agua, luz, reparaciones, limpieza, y mantenimiento del ascensor, jardines y piscina.
Hay una serie de recomendaciones básicas, que varían en función de las necesidades o carencias de cada comunidad:
 
Para consumir menos agua, un sencillo gesto como escoger plantas autóctonas para el jardín de la comunidad, estas necesitan menos cuidados y agua que las plantas exóticas, ya que están adaptadas al clima. Otras opciones son el uso de sistemas de riego por goteo, o de agua de lluvia acumulada.

Si el inmueble tiene piscina climatizada, es obligatorio utilizar exclusivamente sistemas de aprovechamiento solar para calentar el agua. Además, se pueden usar mantas térmicas para cubrir la piscina por la noche. Y tanto si la piscina es climatizada, como al aire libre, es recomendable instalar un programador que impida que la depuradora funcione más tiempo del necesario.

Respecto al gasto en luz,varias bombillas pueden encarecer sobremanera la cuota de la comunidad, pero hay sistemas para controlar el uso de la iluminación. Por ejemplo, sistemas de iluminación inteligente y de temporización que, en las zonas de paso, son los más recomendables para una comunidad, ya que se apagan las luces automáticamente transcurrido un tiempo. Pero, además, se puede seccionar la zona y determinar qué áreas se usan más, y no encender todas a la vez. También se puede incluir un detector de presencia con el fin de que sólo se iluminen cuando haga falta. Si a ello se une el uso de lámparas de bajo consumo y fluorescentes, el gasto en iluminación se puede reducir en más del 75%.

Para las viviendas que dispongan de zonas ajardinadas es conveniente utilizar luminarias y globos de farola, ya que minimizan la contaminación lumínica al dirigir el flujo luminoso hacia el suelo, sin que 'escape' luz hacia el cielo.
El mantenimiento de los ascensores supone uno de los mayores gastos de una comunidad, pero también se puede reducir instalando un mecanismo de maniobra selectiva, permiten activar la llamada del ascensor que se encuentra más cerca del punto requerido y así reducir los viajes de los ascensores en vacío. Asimismo, se puede activar un control de la iluminación para evitar que esté constantemente iluminado.

Puede existir más de un suministro eléctrico, por lo que es apropiado unificarlos. Hay que contar con la ayuda de un especialista que revise la contratación eléctrica para determinar la mejor potencia y la más necesaria. Es importante revisar la factura para detectar cualquier tipo de penalización por sobrepasar la potencia.

Fuente: http://www.consumer.es

Administraciones Madrid S.L. - C/ Músico Magenti, 4 - Bajo - 46020 VALENCIA - Tel. 96.3610295